Escala de Rating

 

Máxima calidad crediticia

Excelente capacidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones de pago. Se puede confiar en el puntual pago de sus obligaciones financieras en el futuro.

 

Nivel muy alto

Mantiene un nivel muy alto de capacidad para atender sus obligaciones crediticias incluso en el supuesto de cambios en el entorno económico.

 

Nivel alto

La empresa tiene una elevada capacidad para hacer frente a sus obligaciones de crédito. Sin embargo, esta calificación puede deteriorarse en caso de cambios moderadamente adversos en el entorno económico.

 

Nivel medio/alto

Mas que adecuada capacidad para hacer frente a sus compromisos financieros. Sin embargo, esta capacidad tiene mayor probabilidad para deteriorarse en el medio o largo plazo que en categorías superiores.

 

Nivel medio

Adecuada capacidad para hacer frente a sus obligaciones financieras.

 

Nivel medio/bajo

A pesar de que la capacidad de hacer frente a los pagos de las obligaciones no es problemática en la actualidad, esta capacidad puede no prolongarse durante un periodo largo en el tiempo.

 

Nivel bajo

Baja capacidad para hacer frente a las obligaciones financieras. Dependencia de entornos económicos favorables.

 

Calidad crediticia pobre

Existe incertidumbre sobre su capacidad para reembolsar las obligaciones financieras. Probabilidad elevada de incumplimiento en alguno de los pagos. Elevada sensibilidad a los cambios en el entorno económico.

 

Calidad crediticia muy pobre

Riesgo elevado de cese o interrupción de los pagos.

 

Calidad próxima a la insolvencia

Situación muy próxima a la insolvencia. Riesgo muy elevado de impago.

 

Situación de impago

La empresa se encuentra en situación de incumplimiento, con retrasos en los pagos, ha sido declarada insolvente o está en situación concursal.