Axesor asigna a BBVA un rating A+ con tendencia estable

17 de diciembre de 2018

La entidad destaca por su elevada diversificación geográfica, con posicionamiento en el mercado emergente; estabilidad de ingresos; sólidos niveles de capital; base de depósitos minoristas como principal fuente de financiación, y una gestión adecuada del recientemente anunciado relevo de la cúpula ejecutiva.

Rating corporativo Banco BBVA 

Axesor Rating asigna a BBVA un rating A+ con tendencia estable, dada su robusta capacidad para cumplir con sus obligaciones frente a terceros; el fortalecimiento de sus niveles de capital y el buen comportamiento de las métricas de crédito en las regiones donde opera. 

Madrid, 17 de diciembre de 2018 

Axesor Rating asigna a BBVA una calificación de A+ con tendencia estable. BBVA es el segundo mayor banco de España por tamaño de activo (668.985 millones de euros a cierre de septiembre de 2018). Su modelo de negocio está enfocado en la banca comercial (segmento retail), si bien también desarrolla actividades de banca corporativa y de inversión. La entidad se caracteriza por una gestión autosuficiente de sus filiales en materia de liquidez y financiación además de llevar a cabo una gestión conservadora de riesgos.  

BBVA es el tercer banco comercial en el mercado doméstico, con el 14% del crédito del sistema. España representa el 26% del resultado atribuido hasta septiembre de 2018. En el ámbito internacional, destaca su posición robusta en América Latina, sobre todo con Bancomer en México (25% de los créditos del sistema). En Perú la cuota se sitúa en el 20% y en el resto de países de la región está en el entorno del 10%. En Turquía, BBVA opera a través de Garanti Bankasi, el tercer banco por volumen de activos y una cuota de crédito superior al 11%. El posicionamiento en EE UU se lleva a cabo a través de BBVA Compass, centrado principalmente en Alabama y Texas, con una cuota de mercado en depósitos en el entorno del 6%. 

El anunciado relevo generacional de la cúpula se ha gestionado de forma adecuada y se ha llevado a cabo sin dificultades. La gerencia tiene un elevado grado de experiencia y conocimiento que se ve favorecido por un plan de carrera integrado en todo el Grupo, posibilitando que el relevo de posiciones relevantes en filiales pueda ser cubierto desde la matriz. 

BBVA tiene un compromiso firme con la transformación digital y lidera en el sector la implementación de sistemas digitales dirigidos a la mejora y ampliación de productos y servicios al cliente.  

FACTORES CLAVE 

Estabilidad de ingresos, gracias al alto grado de diversificación geográfica y los elevados márgenes operativos en países emergentes. El fuerte posicionamiento internacional de la entidad (México representa el 40% del beneficio neto atribuido; EE UU, el 12% y Turquía, el 11%) ha favorecido el buen comportamiento del negocio recurrente, gracias a los amplios márgenes con los que opera en regiones emergentes. Destaca especialmente el avance en márgenes y volúmenes de los segmentos hipotecario y de consumo en México. En Turquía, pese a la difícil situación económica experimentada por este país, logra mantener una importante aportación al negocio. La elevada capacidad de generación de ingresos se ve reforzada por la mejora de la calidad de la cartera de crédito en España, después de acometer acusadas dotaciones por el deterioro de los activos durante la crisis. Desde Axesor se anticipa una continua mejora de rentabilidades, impulsadas por las favorables condiciones macroeconómicas y la eficiencia en costes. 

Niveles de capital por encima de sus comparables internacionales. BBVA presenta unos niveles de capital adecuados, por encima de sus pares internacionales, tal y como reflejan sus niveles de apalancamiento (Leverage Ratio Fully Loaded del 6,6%). A cierre del tercer trimestre el CET1 fully loaded era del 11,3%, holgadamente por encima de los objetivos SREP 2018 situados en el 9,25% fully loaded. La política conservadora de remuneración al accionista y la estabilidad de ingresos ha permitido una adecuada generación interna de capital. 

Mejora continuada de la calidad de los activos, gracias a la gestión prudente de la cobertura sobre dudosos (73%) y la venta de activos improductivos. Los acuerdos de venta de improductivos han sido posibles gracias a los severos descuentos aplicados y la mejoría del mercado inmobiliario. Así, recientemente se ha traspasado al fondo de inversión Cerberus una cartera de activos adjudicados de 13.000 millones de euros. Con esta operación, BBVA ha eliminado casi por completo su exposición a real estate. 

La cartera de inversión crediticia supone más del 55% del balance consolidado al cierre del tercer trimestre. El 50% de la cartera de crédito a la clientela cuenta con garantía real; el 68% de estos préstamos mostraban un Loan to Value no superior al 80%. La estructura del activo difiere por regiones: en España predomina la cartera hipotecaria, mientras que en emergentes el crédito al consumo es el mayoritario. 

Desde Axesor Rating consideramos que la cobertura sobre dudosos de BBVA se sitúa en niveles adecuados en todas las regiones donde opera.  

Exposición reducida a riesgos de mercado. Estos representan el 3,9% (13.551 millones de euros) del total de activos ponderados por riesgo (79% de APRs a riesgo de crédito). 

Estructura de financiación estable. BBVA mantiene una base estable de depósitos minoristas, que constituye su principal fuente de financiación y que a cierre de septiembre de 2018 representaban el 62% de su pasivo consolidado. Adicionalmente, el 4% del pasivo está representado por el BCE, principalmente a través de subastas LTRO. El modelo de gestión de liquidez descentralizado otorga un alto grado de independencia de cada región a la hora de cubrir sus necesidades específicas de liquidez y minimiza el riesgo de contagio entre regiones ante eventuales shocks de mercado. Las métricas de liquidez arrojan un LCR del 127% para el conjunto del Grupo al cierre del tercer trimestre, superior a los mínimos requeridos por el supervisor. BBVA apela a los mercados de manera efectiva mediante gran variedad de instrumentos en todas las regiones donde opera, con un reducido riesgo de refinanciación gracias a una adecuada estrategia de diferimiento de las emisiones en el largo plazo. Durante 2017 y hasta septiembre de 2018 la mayor parte de las emisiones las llevó a cabo la matriz, con 4.290 millones de euros en senior non preferred; 2.500 millones de euros en AT1; otros 2.500 millones de euros en senior unsecured y 1.800 millones de euros en subordinada Tier2. Las exigencias para BBVA en términos de MREL se consideran satisfechas y en línea con lo planificado.

 

Compartir:

Ver todas las noticias