axesor se une a la iniciativa PRI, apoyada por Naciones Unidas, para reforzar la transparencia de los mercados de capitales

25 de septiembre de 2017

El objetivo es impulsar la información pública sobre cómo los factores Medioambientales, Sociales y de Gobernanza influyen en la solvencia y la calidad crediticia de las empresas.

axesor, primera agencia de rating española, informa de que se ha adscrito a la iniciativa  internacional para el cumplimiento de los Principios de Inversión Responsable (PRI, por sus siglas en inglés), de carácter independiente y que cuenta con el respaldo de Naciones Unidas. Esta iniciativa defiende una adecuada valoración de los factores Medioambientales, Sociales y de Gobernanza (ESG) y el reconocimiento de que estos factores pueden influir en la capacidad de los emisores para hacer frente a sus compromisos de deuda. El objetivo de PRI es favorecer una consideración transparente y sistemática de los factores ESG en la valoración de la calidad crediticia de los emisores calificados por axesor.

Al suscribir esta iniciativa, la agencia de rating asume la necesidad de que los inversores tengan claridad sobre cómo estos factores son considerados en la valoración del riesgo de crédito. En este sentido, axesor se compromete a poner en práctica paulatinamente, los seis principios contemplados en la iniciativa de Inversión Responsable en su actividad de calificación: evaluar hasta qué grado los factores Medioambientales, Sociales y de Gobernanza afectan a la solvencia de los diferentes emisores; publicar de una forma transparente y comprensible cómo los factores ESG son tenidos en cuenta a la hora de elaborar los ratings; revisar la manera en que los factores ESG son integrados en el análisis de crédito, ya que estos elementos están sujetos a una evolución constante; promover un diálogo con los inversores para que identifiquen y comprendan los riesgos ESG para la calidad de crédito; implicarse en un esfuerzo global para que los emisores divulguen de manera pública y consistente cómo estos factores afectan a su calidad de crédito y, por último, mantener unos elevados estándares internos de gobernanza y de recursos para la elaboración de ratings, incluyendo un análisis de los factores ESG, siempre que sea necesario.

La iniciativa es de carácter global, comenzó en 2006 y las entidades que se han adherido hasta la fecha tienen activos bajo gestión por un valor de 70 billones de dólares. La iniciativa PRI busca implicar tanto a agencias de rating, como a inversores y emisores de deuda, públicos y privados, en un esfuerzo por difundir una comprensión más completa y extensa de los riesgos asociados a los mercados de capitales.

 

Compartir:

Ver todas las noticias