axesor otorga a Ekondakin Energía y Medioambiente un rating de BBB- con tendencia positiva

01 de junio de 2017

La empresa ejecutará la primera fase del proyecto Complejo Medioambiental de Guipuzkoa. La solvencia se ve reforzada por la calidad del mecanismo del cash flow, la experiencia de los socios, y la estructura de financiación, que favorecen el cumplimiento de los compromisos financieros.

La agencia de rating axesor ha otorgado a Ekondakin Energía y Medioambiente un rating de BBB- con tendencia positiva. Ekondakin es la sociedad concesionaria creada para ejecutar el contrato correspondiente a la primera fase del Complejo Medioambiental de Guipuzkoa (CMG-1). Ekondakin ha registrado en el MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija) un programa de bonos por un importe máximo de 80 millones de euros y un cupón del 3,662%.

La gestión de Ekondakin está liderada por el gestor de fondos Meridiam S.A.S (50% del capital) y la compañía Urbaser S. A. (46% del capital). También forman parte de la sociedad las empresas que participarán en la construcción y explotación del proyecto, lo que conforma una estructura de gestión especialista que aporta una adecuada solvencia y vocación de permanencia a largo plazo. Ekondakin se encargará del proceso de diseño, financiación, construcción, operación y mantenimiento de CMG-1 durante un periodo de 35 años. La gestión se constituye bajo un marco contractual plenamente subcontratado y que se construye bajo condiciones de total transferencia de riesgos a los proveedores. Se trata del primer proyecto greenfield (partiendo desde cero para desarrollar toda la infraestructura) que tiene lugar en España en los últimos años.

El proyecto se configura sobre un esquema de generación de cash-flow consecuente con la actividad desarrollada, y que se sustenta principalmente de la disponibilidad de la infraestructura, que favorece la visibilidad y estabilidad de la generación de fondos.

Por otra parte, la financiación del proyecto se estructura sobre la base de unos términos y garantías propios del Project Finance, que limitan la salida de caja fuera del proyecto y maximizan las garantías a favor de los financiadores.

La combinación de un mecanismo de cash-flow de alta solvencia y una estructura de financiación con una sólida capacidad para atender los compromisos de deuda refuerzan la calidad crediticia del proyecto, que cuenta con capacidad suficiente para afrontar eventuales desviaciones negativas sobre el rendimiento esperado.

 

Compartir:

Ver todas las noticias